Legal

Pruebas circunstanciales en casos de desaparición forzada

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió un amparo directo (5/2023) donde analizó la posibilidad de admitir pruebas circunstanciales en casos de desaparición forzada.

El juicio de amparo fue promovido por elementos de la Secretaría de Marina quienes fueron declarados penalmente responsables por la desaparición forzada de una persona en 2013, en el estado de Nuevo León, la cual fue detenida después de solicitar apoyo por una denuncia tras un altercado entre particulares y posteriormente encontrada sin vida.

En el fallo condenatorio se sustentó entre otras pruebas, en la declaración del padre de la víctima, quien señaló haber presenciado la detención de su hijo por parte de los elementos de la Marina, así como en los testimonios de personas vecinas de la comunidad y de elementos de la Policía Municipal, quienes también habrían estado presentes en el momento de la detención.

La SCJN al realizar el análisis, concluyó que sí resulta admisible el uso de la prueba circunstancial, de los indicios y de las presunciones para fundamentar una decisión sobre la responsabilidad penal, siempre que de ellas puedan inferirse conclusiones consistentes con los hechos del caso.
(Énfasis añadido.)

Pruebas indiciarias

Estos elementos, de acuerdo con la jurisprudencia del alto tribunal, no son pruebas introducidas a un proceso de manera fortuita, sino que es un método de valoración.

Su concepción como “prueba” deriva de entender este método como la comprobación, demostración o prueba de un hecho a través del análisis de las circunstancias o indicios acreditados y que sirve para sustentar una sentencia.

Es decir, los operadores jurídicos deben realizar un ejercicio racional para justificar la valoración de estos elementos atendiendo a la lógica, los conocimientos científicos y las máximas de la experiencia, pero no debe traducirse en una libertad absoluta que implique arbitrariedad, sino que tal facultad debe estar limitada por la sana crítica y la lógica al valorar individual y conjuntamente los elementos de convicción válidamente recabados.

Al respecto, la sala determinó que existió un ocultamiento de la persona desde el momento en que la víctima fue detenida por los elementos ―quienes después negaron ese hecho― sin informar a sus familiares de su paradero, no registraron su detención, ni la pusieron formalmente a disposición de alguna autoridad, lo que constituye un indicio de su ocultamiento doloso.

Por lo anterior, negó el amparo a los quejosos, ya que contrario a lo plasmado por ellos en relación con que no existían pruebas directas que demostraran que buscaron ocultar dolosamente a la persona, sólo indicios, se concluyó que dicha sentencia no afectaba sus derechos, debido a que la admisión de testimonios y pruebas circunstanciales puede darse bajo los parámetros antes detallados.

Esta decisión fue tomada con cuatro votos a favor y uno en contra.

Si desea conocer más acerca de estos criterios, visite nuestra tienda en línea donde podrá adquirir su acceso a la plataforma Checkpoint.

Valora este contenido

¡Lamentamos que este contenido no te haya sido útil!

¿Cómo podemos mejorarlo?

Leslie Barrera
Legal Editor en Thomson Reuters México | + posts