Presentan caso de México ante la Corte IDH

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) un nuevo caso respecto a México por la falta de investigación, juzgamiento y sanción de la desaparición de Antonio González Méndez en 1999.

La desaparición de Antonio, quien era un indígena Cho’l, integrante de las bases civiles de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y militante del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se dio en un contexto de violencia en Chiapas, en donde diversos grupos paramilitares actuaban bajo la aquiescencia del Estado, cometiendo excesos como ejecuciones y desapariciones. Dichas agresiones estaban dirigidas especialmente en contra de los simpatizantes del EZLN y de la oposición política.

El señor González Méndez, fue visto por última vez el 18 de enero de 1999 al salir de su casa con Juan Regino López Leoporto, quien de acuerdo con lo sostenido por la parte peticionaria, era parte del grupo paramilitar Paz y Justicia. Razón por la cual, una vez denunciada la desaparición se inició un proceso en contra de este, por su probable responsabilidad en la privación ilegal de la libertad del indígena Cho’l.

Trámite ante la CIDH

La Comisión, al analizar si estos hechos pudieran considerarse una desaparición forzada concluyó que, ante la falta de indicios de la existencia de relaciones entre Juan Reino y un grupo paramilitar, estimó que estos no podían calificarse de esta manera.

No obstante, sí determinó que la búsqueda y las acciones para conocer la verdad de lo ocurrido fueron ineficaces, además destacó que, el  Ministerio Público tardó casi tres años en requerir una fotografía de la víctima para facilitar su búsqueda y que se identificaron múltiples irregularidades en el proceso.

En ese sentido, la CIDH en su informe de fondo concluyó que no existió un análisis serio de la información por parte de las autoridades para continuar y ahondar con las diversas líneas de investigación, y tampoco realizaron búsquedas en la zona para dar con el paradero de Antonio.

Por lo anterior, la CIDH determinó que el Estado mexicano violó los derechos a la integridad personal, a las garantías judiciales y a la protección e incumplió las obligaciones contenidas en el artículo I b), de la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas (CIDFP).

Este caso, se suma a otros dos presentados ante la Corte IDH el año pasado relacionados con el arraigo y los cuales podrían ser un precedente importante para el actual sistema penal mexicano.

Estos y otros aspectos los encontrará disponibles para consulta en tu plataforma Checkpoint.

Fuente: CIDH

Valora este contenido

¡Lamentamos que este contenido no te haya sido útil!

¿Cómo podemos mejorarlo?

Leslie Barrera
Legal Editor en Thomson Reuters México | + posts