Carta poder digitalizada en el juicio de amparo

El juicio de amparo en línea ha traído consigo diversas interrogantes tales como ¿una carta poder digitalizada es idónea para acreditar esta calidad?, misma que fue resuelta por el Pleno en Materia de Trabajo del Tercer Circuito.

Para iniciar es necesario mencionar que Ley de Amparo, Reglamentaria de los artículos 103 y 107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (LAMP) establece la posibilidad de promover un juicio de garantías a través de un representante legal o apoderado y presentar promociones de manera digital con el uso de la Firma Electrónica Certificada del Poder Judicial de la Federación (FIREL). Adicionalmente los Acuerdos Generales Conjuntos 1/2014 (actualmente abrogado), 1/2015 (ACCONJ 1/2015) y 1/2013 (ACCONJ 1/2013) detallan el uso de herramientas tecnológicas en este procedimiento.

Al respecto el ACCONJ 1/2013 en su artículo 12, inciso f), primer párrafo, establece que los documentos electrónicos ingresados por las partes a los sistemas electrónicos mediante el uso de certificados digitales de firma electrónica, producirán los mismos efectos que los presentados con firma autógrafa.

Ahora bien, para conocer si la carta poder digitalizada entra en esta categoría debe recordarse lo establecido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en el Amparo en revisión 307/2020, donde determinó que es posible homologar los documentos escaneados y los electrónicos para efectos de su entendimiento dentro del expediente digital y que estos producirán los mismos efectos a nivel probatorio que los documentos físicos.

En ese sentido, se puede concluir que este documento sí puede estar dentro de la categoría antes descrita, no obstante, para que el juzgador realice el análisis valorativo de la carta poder y su naturaleza (copia simple, copia certificada u original) es necesario que el promovente manifieste bajo protesta de decir verdad que este instrumento digitalizado es copia íntegra e inalterada del impreso.

Dicha protesta es necesaria ya que derivado de un análisis sistemático del segundo párrafo, de la fracción f), del artículo 12, del ACCONJ 1/2013, es necesario hacer extensivo el requisito aplicable a los documentos  públicos para dotarlos de valor probatorio a los de carácter privado, pues con ello se evitará que se inicie un juicio de garantías por alguien que no tenga legitimación para ello.

Los anteriores razonamientos quedaron plasmados en la tesis número PC.III.L. J/2 L (11a.) bajo el rubro: DEMANDA DE AMPARO INDIRECTO PRESENTADA EN EL PORTAL DE SERVICIOS EN LÍNEA DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN. CUANDO SE INGRESA CARTA PODER DIGITALIZADA A FIN DE ACREDITAR LA PERSONALIDAD DEL APODERADO ESPECIAL DEL QUEJOSO, DEBE SEÑALAR LA CALIDAD DEL DOCUMENTO ELECTRÓNICO QUE EXHIBE (ORIGINAL, COPIA CERTIFICADA O COPIA SIMPLE) Y MANIFESTAR BAJO PROTESTA DE DECIR VERDAD QUE ES COPIA ÍNTEGRA E INALTERADA DEL DOCUMENTO IMPRESO.

Fuente: Checkpoint.

Leslie Barrera
Legal Editor en | + posts