El derecho a la desconexión digital en el trabajo y sus beneficios

Hoy en día, muchas de nuestras tareas las desarrollamos en el ámbito digital; un claro ejemplo de esto es el trabajo, el cual cambió de manera sustancial a raíz de la pandemia ocasionada por el coronavirus disease (Covid-19). Si bien esta nueva modalidad tiene muchos beneficios también trae consigo diversas complicaciones, tal es el caso de la dificultad de establecer límites claros entre el entorno laboral y el personal.

Ante esta situación, el derecho a la desconexión digital ha cobrado gran importancia, ya que resulta necesario desarrollar mejores prácticas en el trabajo para poder alcanzar los objetivos de manera más eficaz y eficiente, respetando siempre los derechos de los colaboradores.

Problemática

Como ya se expresó, ante el escenario en el que nos encontramos, es recurrente que las empresas busquen que sus empleados estén disponibles en todo momento sin importar el horario; y si bien es cierto que este se ha tornado más flexible, también lo es que el no dar lugar a la desconexión de las labores trae como resultado una afectación a los trabajadores no sólo física sino mental, lo cual a su vez puede acarrear una baja en el rendimiento laboral.

Como empleador, se debe poner especial atención en este tema, ya que la protección y respeto de los Derechos Humanos debe ser un eje central en cualquier negocio.

Protección

La protección de este derecho se puede encontrar de manera clara en el en el artículo 7, inciso d) del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, el cual establece lo siguiente:

Los Estados Parte en el presente Pacto reconocen el derecho de toda persona al goce de condiciones de trabajo equitativas y satisfactorias que le aseguren en especial:

d) El descanso, el disfrute del tiempo libre, la limitación razonable de las horas de trabajo y las vacaciones periódicas pagadas, así como la remuneración de los días festivos.

Por su parte, la Declaración Universal de Derechos Humanos, en su artículo 24, establece que: Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.

En este orden de ideas, se debe resaltar que es en Europa en donde se puede apreciar un mayor desarrollo en el tema, un ejemplo es España, que en el Real Decreto Legislativo 2/2015 de 23 de octubre, mejor conocido como Ley del Estatuto de los trabajadores, en su artículo 20 Bis establece que: Los trabajadores tienen derecho a la intimidad en el uso de los dispositivos digitales puestos a su disposición por el empleador, a la desconexión digital y a la intimidad frente al uso de dispositivos de videovigilancia y geolocalización en los términos establecidos en la legislación

En nuestro país el derecho a la desconexión digital en el entorno laboral es un tema que está moldeando; sin embargo, resulta necesario un mayor estudio y abundamiento en él, no sólo por parte del ámbito legislativo o estatal, también las empresas deben tomar una postura más activa para su regulación.

Los beneficios

Si bien son bastantes los beneficios que se obtienen al respetar cabalmente este derecho, vamos a mencionar los más importantes:

  • Mejora en el descanso.
  • Se establecen límites claros entre el entorno laboral y el personal.
  • Al tener un mejor descanso y límites bien marcados entre el ambiente laboral del personal  se cuenta con una mayor productividad.
  • Se mejora la imagen empresarial al cuidar  la salud de los empleados.
  • Existe una mejor percepción en cuanto al cuidado y procuración de las necesidades y expectativas de los trabajadores.
  • Coadyuva a la retención del talento y mejora el ambiente laboral.

El contar con un equilibrio entre la vida laboral y personal es sumamente importante, pues es una situación que afecta la salud física y mental de las personas; por ello, se deben fomentar mejores prácticas laborales en el tema y detallar de manera clara en la legislación este derecho, tomado en cuenta los riesgos que se pueden tener al no respetarse la desconexión digital, como lo es la afectación a la integridad física y, como efecto colateral, una afectación en la actividad empresarial.

 

Leslie Barrera
Legal Editor en | + posts