Análisis Jurisprudencial

Suspensión en materia laboral, ¿procede aunque el acto reclamado sea una sentencia absolutoria?

La suspensión, es parte fundamental del amparo, busca mantener viva la materia del juicio, sin embargo, en ocasiones los actos sobre los que versa son sujetos a un debate.

Tal es el caso de la queja 72/2023, resuelta por el Quinto Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Cuarto Circuito, donde se planteó si procede la suspensión para que subsista la medida cautelar decretada en el juicio de origen y se otorgue atención médica, aun cuando el acto reclamado consista en una sentencia absolutoria.

Antecedentes

El asunto tiene su origen en un conflicto de seguridad social individual, donde una persona demandó el otorgamiento de una pensión por invalidez y el tribunal laboral decretó la providencia cautelar para que se le diera de alta como asegurada en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y recibiera la atención médica.

Posteriormente, se dictó sentencia absolutoria por lo cual promovió un juicio de amparo directo, donde el juez de distrito le concedió la suspensión para que subsistiera la medida cautelar antes descrita hasta, que causara firmeza la sentencia reclamada.

Sin embargo, la contraparte presentó un recurso de queja al estar inconforme con la determinación, ya que sostenía que dicha sentencia no tenía ejecución susceptible de suspenderse y que, de llegarse a negar el amparo, los recursos empleados para la atención médica, clínica, farmacéutica y hospitalaria, no se podrían recuperar.

Para comprender la determinación del el órgano jurisdiccional, vale la pena mencionar algunos aspectos relevantes.

Providencias cautelares y suspensión

Estas medidas son instrumentos procesales previstos en las leyes, que el juzgador está en posibilidad de decretar a solicitud de las partes o de oficio, ya sea para conservar la materia del litigio, o bien, evitarles un grave e irreparable daño con motivo de la tramitación de un juicio.

De acuerdo con lo establecido por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la contradicción de tesis 53/2006, las características de dichas medidas son:

  • Provisionales: Se dictan antes o durante el juicio, pero únicamente tienen vigencia hasta que se da la resolución definitiva de la controversia.
  • Accesorias: No constituyen un fin en sí mismas, sino que tienen su origen en un proceso principal.
  • Sumarias: Por el fin que persiguen deben tramitarse y dictarse en plazos breves.
  • Flexibles: Pueden modificarse o revocarse conforme a las circunstancias que las generan.

Como se puede observar, estas medidas son acciones por parte de los órganos judiciales para tutelar, de manera provisional, los derechos que puedan estar en peligro ante ciertas circunstancias.

Por otro lado, la suspensión es una herramienta que busca evitar afectaciones y violaciones irreparables para las personas, su procedencia no depende de sentencias combatidas y no se encuentra condicionada a la existencia de un fallo condenatorio.

Derecho a la salud

En el asunto analizado, se solicitó la suspensión con motivo de la enfermedad que la quejosa presenta, en la cual requiere de atención inmediata en cualquier momento, pues de no ser así, su vida estaría en peligro.

En ese sentido, el derecho a la salud se encuentra previsto en el párrafo cuarto del artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, este impone la obligación al Estado de crear las condiciones para el pleno ejercicio y su protección, adicionalmente, la seguridad social se consagra en el numeral 123, en donde se resalta el derecho al trabajo digno y se establecen entre otros aspectos, que los trabajadores tendrán derecho a la asistencia médica.

Por lo anterior puede vislumbrarse que la determinación de otorgar la suspensión para dejar subsistente la providencia cautelar dictada en el juicio de origen y brindar acceso a los servicios del IMSS a la quejosa, no es contraria a las reglas aplicables a la suspensión, pues no se advierte afectaciones al interés social y tampoco se infringe disposiciones de orden público.

Conclusión

En resumen, no se puede negar la suspensión para otorgar una protección como la antes descrita, argumentando que la atención médica, en caso de no otorgarle el amparo a la quejosa supondría pérdida de recursos para el IMSS, ya que el derecho a la salud es de orden público, cuya naturaleza es urgente e inaplazable, por ende, su otorgamiento no puede sujetarse a un evento posterior, como lo es la sentencia dictada en el juicio de amparo, ya que con dicha medida se busca precisamente evitar un daño de imposible reparación mientras se resuelve el asunto en definitiva.

Ante este panorama, el tribunal consideró que los planteamientos del inconforme resultaban infundados y determinó que es procedente la suspensión en amparo directo para que subsista la providencia cautelar decretada en el conflicto de seguridad social de origen, a fin de que se otorgue atención médica a la parte trabajadora, aun cuando el acto reclamado sea una sentencia absolutoria.

Estos razonamientos quedaron plasmados en la tesis número IV.5o.T.1 L (11a.) bajo el rubro: SUSPENSIÓN EN AMPARO DIRECTO EN MATERIA LABORAL. PROCEDE PARA QUE SUBSISTA LA PROVIDENCIA CAUTELAR DECRETADA A FIN DE QUE A LA PARTE TRABAJADORA SE LE OTORGUE ATENCIÓN MÉDICA, AUN CUANDO EL ACTO RECLAMADO SEA UNA SENTENCIA ABSOLUTORIA.

Fuente: Checkpoint

Valora este contenido

¡Lamentamos que este contenido no te haya sido útil!

¿Cómo podemos mejorarlo?

Leslie Barrera
Legal Editor en Thomson Reuters México | + posts