¿Cuándo procede el recurso de revisión en materia de transparencia?

Un derecho que frecuentemente puede verse vulnerado es el acceso a la información pública por eso es necesario contar con medios legales que lo protejan, tal es el caso del recurso de revisión ante los organismos garantes en esta materia.

El recurso de revisión sirve para impugnar la respuesta o bien la omisión de esta por parte de los sujetos obligados en materia de transparencia respecto a las solicitudes de acceso a la información presentadas ante ellos.

De acuerdo con el artículo 143 de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública (LGTAIP) este medio de defensa procede en los siguientes supuestos:

I. La clasificación de la información;

II. La declaración de inexistencia de información;

III. La declaración de incompetencia por el sujeto obligado;

IV. La entrega de información incompleta;

V. La entrega de información que no corresponda con lo solicitado;

VI. La falta de respuesta a una solicitud de acceso a la información dentro de los plazos establecidos en la ley;

VII. La notificación, entrega o puesta a disposición de información en una modalidad o formato distinto al solicitado;

VIII. La entrega o puesta a disposición de información en un formato incomprensible y/o no accesible para el solicitante;

IX. Los costos o tiempos de entrega de la información;

X. La falta de trámite a una solicitud;

XI. La negativa a permitir la consulta directa de la información;

XII. La falta, deficiencia o insuficiencia de la fundamentación y/o motivación en la respuesta, o

XIII. La orientación a un trámite específico.

El lapso para interponer este medio de impugnación es de 15 días siguientes a la fecha de la notificación de la respuesta o del vencimiento del plazo. Puede ser presentado por la persona afectada o su representante ya sea de manera directa o por medios electrónicos ante el organismo garante correspondiente o la Unidad de Transparencia que haya conocido de la solicitud. En ese sentido, debe resaltarse que en este procedimiento se aplica la suplencia de la queja a favor del recurrente.

Finalmente, el organismo deberá resolver la revisión en un plazo que no podrá exceder de cuarenta días contados a partir de la admisión del mismo en los términos que establezca la ley respectiva, periodo que podrá ampliarse por una sola vez  hasta por veinte días.

Fuente:  Checkpoint.

Leslie Barrera
Legal Editor en | + posts