Justa indemnización en casos de afectaciones a la libertad reproductiva

La justa indemnización como derecho cuenta con amplio desarrollo, sin embargo, en casos relacionados con la libertad reproductiva los precedentes a nivel nacional comienzan a gestarse, representando decisiones claves para su futura evolución.

Antecedentes

Una persona demandó la responsabilidad civil de una empresa dedicada a la fertilización in vitro ya que no actuó con la debida diligencia ante las complicaciones de un procedimiento que le fue realizado para aumentar sus posibilidades de embarazo, y que le ocasionó daños que pusieron en peligro su vida, integridad física y psicoemocional.

En el juicio de amparo directo derivado de este asunto, el órgano jurisdiccional protegió a la mujer afectada para que la organización pagara sesiones de terapia psicológica, criopreservara sus embriones durante un lapso específico y se le realizara el procedimiento de fecundación in vitro de manera gratuita.  En el recurso de revisión interpuesto, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) analizó si la condena en contra de la persona moral fue acorde a la normativa constitucional.

Justa indemnización

La SCJN en la tesis 1a./J. 31/2017 (10a.) ha establecido que la reparación integral o justa indemnización permite, en la medida de lo posible, anular todas las consecuencias del acto ilícito y restablecer la situación que debió haber existido con toda probabilidad, si el acto no se hubiera cometido, y de no ser esto posible, procede el pago de una indemnización justa como medida resarcitoria por los daños ocasionados.

Ahora bien, en las tesis 1a. CXC/2018 (10a.) y 1a. CCLV/2014 (10a.) se detalla que para que la indemnización sea justa, su cálculo debe realizarse con base en dos principios: el de reparación integral del daño y el de individualización de la condena, es decir, esta debe establecerse tomando en cuenta diversos elementos generales y además, para que no sea excesiva para el infractor, debe subordinarse a factores cualitativos que serán calificados de acuerdo con su nivel de intensidad entre leve, medio o alto, de acuerdo con las circunstancias del caso concreto, y que a continuación se expresan:

ASPECTOS NECESARIOS PARA LA INDIVIDUALIZACIÓN DE LA INDEMNIZACIÓN

PARÁMETROS DE CUANTIFICACIÓN DEL DAÑO MORAL

1. La naturaleza y extensión de los daños causados.

2. Posibilidad de rehabilitación de la persona afectada.

3. Pérdida de oportunidades, en particular las de empleo, educación y prestaciones sociales.

4. Daños materiales, incluidos los ingresos y el lucro cesante.

5. Perjuicios inmateriales.

6. Gastos de asistencia jurídica o de expertos, medicamentos y servicios médicos, psicológicos y sociales.

7. Nivel o grado de responsabilidad de las partes.

8. Su situación económica.

9. Características particulares.

 

Factores  a considerar respecto a la víctima para cuantificar daño moral

Factores  a considerar respecto de los responsables

A) Para cuantificar el aspecto cualitativo del daño moral:

1. Tipo de derecho lesionado.

2.  Existencia del daño.

3. Nivel de gravedad del daño

B) Para cuantificar el aspecto patrimonial o cuantitativo derivado del daño moral:

1. Gastos devengados derivados del daño moral.

2. Los gastos por devengar.

1. Grado de responsabilidad.

2. Su situación económica.

 

Estos elementos son meramente indicativos para los juzgadores ya que deberán tomar en cuenta las circunstancias particulares de cada caso.

Derecho a la libertad reproductiva

El derecho a la autodeterminación reproductiva engloba el de optar por la reproducción asistida, está consagrado en el artículo 4 de la CPEUM y ha sido abordado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) en el caso Artavia Murillo y Otros («Fecundación in vitro») vs. Costa Rica en donde sostuvo que este se relaciona con el derecho a la vida privada y con el acceso a los servicios de salud reproductiva, lo cual comprende el derecho de acceder a la tecnología médica necesaria para ejercer la libertad reproductiva. Además, precisó que también significa el acceso a métodos para regular la fecundidad, que sean seguros, de fácil acercamiento y aceptables.

Con lo anterior, se puede sostener que la autodeterminación reproductiva y el derecho a la salud implican la posibilidad de planificar la vida familiar de manera libre, el acceso a la información al respecto, al consentimiento informado y a ser libre de toda forma de violencia, como la incorrecta realización de un procedimiento médico, en este caso, cerrando la posibilidad a ser madre.

Perspectiva de género

Las mujeres resisten diversas situaciones asimétricas en la vida, una de ellas la enfrentan quienes no pueden procrear, siendo objeto de discriminación por esta situación e incluso en algunos casos suelen sufrir el abandono de su pareja sentimental, simplemente por no poder ser madres.

La obligación de los juzgadores a analizar estas situaciones con perspectiva de género tiene su fundamento en el artículo 1o., último párrafo de la CPEUM e implica que, en los asuntos de su conocimiento deben evitar cualquier tipo de discriminación, siguiendo a grandes rasgos los siguientes pasos: (i) detectar situaciones de desequilibrio entre las partes como consecuencia del género de una de ellas,  (ii) cuestionar la neutralidad de las pruebas y de la legislación aplicables, (iii) recopilar las pruebas necesarias para visualizar el contexto de violencia o discriminación, y (iv) resolver los problemas prescindiendo de cualesquiera cargas estereotipadas que resulten en detrimento de mujeres y hombres.

En este caso, las pruebas periciales practicadas mostraron que una razón por la cual la afectada se separó de su pareja fue la imposibilidad de procrear, situación que además le causaba pesar, este escenario generado por la falta de diligencia en la realización de un procedimiento, puso a la mujer en una situación especial en donde se le cerraba la posibilidad de gestar, viendo vulnerado sus derecho a la autodeterminación reproductiva, de ahí que la SCJN decidiera que este caso debía estudiarse con perspectiva de género.

Por lo anterior, la Primera Sala consideró que la decisión tomada por el Tribunal Colegiado es la correcta ya que fue resultado de un análisis con perspectiva de género y tuvo como objetivo principal restituir el goce del derecho a la libertad reproductiva, vulnerado por la empresa con una mala praxis, que se tradujo en un acotamiento en su posibilidad de ser madre y afectando gravemente su salud.

Estos razonamientos quedaron plasmados en la tesis número 1a./J. 75/2022 (11a.) bajo el rubro: DERECHO A LA JUSTA INDEMNIZACIÓN. SU FINALIDAD CONSISTE EN QUE SE DEJE SIN DAÑO A LA PERSONA QUE LO SUFRIÓ, POR LO QUE ES CONSTITUCIONAL QUE SI ALGUIEN LESIONA EL DERECHO A LA LIBERTAD REPRODUCTIVA DE UNA PERSONA, SE LE CONDENE A QUE RESTITUYA LA SITUACIÓN A LA MANERA EN LA QUE SE ENCONTRABA.

 

Fuente: Checkpoint.

Valora este contenido

¡Lamentamos que este contenido no te haya sido útil!

¿Cómo podemos mejorarlo?

Leslie Barrera
Legal Editor en Thomson Reuters México | + posts