Contribuyentes que desvirtúen parcialmente la presunción de inexistencia de operaciones

Cuando la autoridad fiscal detecta que un contribuyente ha emitido comprobantes sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente, para prestar los servicios, producir, comercializar o entregar los bienes que amparan dichos comprobantes o bien que estos no se encuentren localizados, se presume la inexistencia de las operaciones amparadas en tales comprobantes, prevista en el primer párrafo del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación (CFF).

Bajo ese supuesto, la autoridad fiscal procede a notificar a los contribuyentes que se encuentren en tal situación a través de buzón tributario, en la página de Internet del Servicio de Administración Tributaria (SAT), así como mediante publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF), a fin de que aporten la documentación e información necesaria para desvirtuar los hechos que llevaron a la autoridad a notificarlos.

Cabe señalar que, a criterio de los órganos jurisdiccionales, el citado artículo 69-B del CFF establece una “presunción salvo prueba en contrario”, por lo que se releva a la autoridad de la carga de probar ante el contribuyente los hechos que fueron conocidos y que le llevaron a presumir la inexistencia de sus operaciones, por tanto, se revierte la prueba al contribuyente a efecto de que sea el quien aporte información y documentación para desvirtuar esa presunción.

Ahora bien, qué sucede ¿si el contribuyente solo demuestra la materialidad de algunas de sus operaciones? Ese cuestionamiento surgió ante la resolución de una Sala Regional del Tribunal Federal de Justicia Administrativa que declaró la nulidad parcial y no total, en la que se determinó que la empresa no desvirtuó la totalidad de sus operaciones, por lo que el contribuyente interpuso un amparo directo por considerar que debió declararse la nulidad lisa y llana y ordenarse una publicación en el DOF donde se mencionara que se ubica en el listado de aquellos que interpusieron un medio de defensa en contra del oficio de presunción.

En ese sentido, el Séptimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Tercer Circuito estableció como criterio jurídico que cuando no se logre acreditar la materialidad de la totalidad de las operaciones declaradas presuntivamente inexistentes, no se actualiza el supuesto normativo que obliga a la autoridad a publicar trimestralmente en el DOF y en la página de Internet del SAT el listado de aquellos  que lograron desvirtuar los hechos que se les imputan, así como de quienes obtuvieron resolución o sentencia firme que deje sin efectos la resolución en la que se establece que el contribuyente no desvirtuó tales hechos, y que, por tanto, se encuentra definitivamente en la situación a que refiere el primer párrafo del artículo citado.

Esto en razón de que la obligación de la autoridad fiscal de publicar ese listado se actualiza cuando en el procedimiento previsto en el multicitado artículo 69-B del CFF o en algún recurso administrativo o juicio de nulidad posterior, se logren desvirtuar absolutamente todos los hechos imputados, es decir, se  acredite la materialidad de la totalidad de las operaciones y, no solo una parte de ellas.

Finalmente, una declaratoria de nulidad bajo esas condiciones, permite a la autoridad fiscal emitir una nueva resolución en la que determinará la situación del contribuyente con la subsistencia de la declaratoria con relación a las operaciones cuya materialidad no se logró demostrar.

Si desea conocer este y otros criterios emitidos por el máximo tribunal puede consultarlos desde la plataforma Checkpoint.

Valora este contenido

¡Lamentamos que este contenido no te haya sido útil!

¿Cómo podemos mejorarlo?

Teresa Ganado
Legal Editor en Thomson Reuters México | + posts