La fijación o revisión de salarios mínimos nunca estará por debajo de la inflación

El 3 de marzo de 2021, la Cámara de Diputados aprobó con 428 votos a favor, el dictamen de la Comisión de Trabajo y Previsión Social a la Minuta proyecto de decreto por el que se reforma y adiciona el artículo 90 de la Ley Federal del Trabajo (LFT), con el propósito de establecer que la fijación anual de los salarios mínimos, o su revisión, nunca estará por debajo de la inflación observada durante el periodo de su vigencia. El documento se envió al Ejecutivo Federal para continuar con el proceso constitucional.

De acuerdo con el artículo 123, Apartado A, fracción VI, segundo párrafo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos. Sin embargo, desde hace décadas esa percepción mínima no es suficiente para que los trabajadores accedan a otros derechos y servicios, pues es un ingreso que ha estado por debajo del nivel inflacionario desde 1980, impactando directamente en los precios de la canasta básica.

En ese sentido, el documento prevé que el salario mínimo es un eslabón trascendente en la economía y debe cumplir con una función social consistente en elevar el ingreso de los trabajadores, así como satisfacer las necesidades más básicas de quien lo recibe.

Por lo anterior, los legisladores coincidieron en la urgencia de puntualizar que el salario mínimo sea acorde a los niveles económicos de vida existentes y que ayude al bienestar de los trabajadores.

De esa manera, se aprobó adicionar un cuarto párrafo al artículo 90 de la LFT para establecer que la fijación anual de los salarios mínimos, o la revisión de estos, nunca estará por debajo de la inflación observada durante el periodo de su vigencia transcurrido.

Asimismo, se incorpora la perspectiva de género en la descripción del salario mínimo prevista en el precepto 90 de la LFT, al sustituir los términos: “trabajador” por “persona trabajadora”; “un jefe de familia” por “una o un jefe de familia”, y “los hijos” por “las y los hijos”.

Por último, el decreto de reforma al artículo 90 de la legislación laboral entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el DOF, por lo que se recomienda estar atentos a su publicación oficial, la cual estará disponible en sus plataformas ProView y Checkpoint.

Fuente: Gaceta Parlamentaria número 5731-IV

Beatriz Ramírez
Senior Tax Editor en | + posts