Laboral y Seguridad Social

Promulgan el Protocolo 2014 para erradicar trabajo forzoso

En el DOF de este 6 de mayo, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dio a conocer el “Decreto Promulgatorio del Protocolo de 2014 relativo al Convenio sobre el Trabajo Forzoso, 1930, adoptado en Ginebra, el once de junio de dos mil catorce”, el cual entrará en vigor en nuestro país el 11 de junio de 2024.

El Protocolo tiene como objetivo impulsar las medidas para prevenir y eliminar la utilización del trabajo forzoso u obligatorio, así como adoptar medidas eficaces para identificar, liberar y proteger con acceso a acciones jurídicas y de reparación a todas las víctimas, y sancionar a los autores del trabajo forzoso u obligatorio.

Este instrumento internacional reafirma la definición de trabajo forzoso u obligatorio contenida en el Convenio 29 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que indica que esa expresión designa todo trabajo o servicio exigido a un individuo bajo la amenaza de una pena cualquiera y para el cual dicho individuo no se ofrece voluntariamente. Por tanto, las medidas señaladas en el protocolo incluirán acciones específicas para luchar contra la trata de personas con fines de trabajo forzoso u obligatorio.

Así, la adopción de este protocolo por parte de México implicará la ejecución de diversas actividades, destacando las siguientes:

  1. Formular, en consulta con las organizaciones de empleadores y de trabajadores, una política y un plan de acción nacionales a fin de lograr la supresión del trabajo forzoso u obligatorio. Entre las medidas de prevención que deben impulsarse se encuentran:
  • educación e información a las personas particularmente vulnerables para evitar que se conviertan en víctimas.
  • educación e información a los empleadores con la finalidad de que no se involucren en este tipo de prácticas.
  • esfuerzos para garantizar que el marco jurídico para la prevención del trabajo forzosos u obligatorio incluya a todos los trabajadores y sectores de la economía.
  •  fortalecer los servicios de inspección del trabajo.
  •  protección de las personas y en particular de los trabajadores migrantes, contra posibles prácticas abusivas y fraudulentas durante la contratación y colocación.
  •  apoyo a los sectores público y privado para prevenir el trabajo forzoso u obligatorio y respondan a los riesgos que conlleva.
  •  acciones para atender las causas generadoras y los factores que incrementen el riesgo.
  1. Aplicar recursos eficaces para identificar, liberar y proteger a todas las víctimas, así como para permitir su recuperación y readaptación, además de proporcionales otras formas de asistencia y apoyo.
  1. Velar porque las víctimas tengan acceso efectivo a acciones jurídicas y de reparación apropiadas y eficaces.
  1. Establecer procesos para que las autoridades competentes no enjuicien ni impongan sanciones a las víctimas por su participación en actividades ilícitas que hubieran cometido como consecuencia directa del trabajo forzoso u obligatorio.

Lo invitamos a consultar el Protocolo en la plataforma Checkpoint, o a adquirir su acceso en nuestra tienda en línea.

Valora este contenido

¡Lamentamos que este contenido no te haya sido útil!

¿Cómo podemos mejorarlo?

Beatriz Ramírez
Senior Tax Editor en Thomson Reuters México | + posts