Análisis Jurisprudencial

¿La autoridad está obligada a notificar documentos en que se apoyó para presumir inexistencia de operaciones?

En el artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación (CFF), se establecen dos supuestos de presunción de inexistencia de operaciones:

  • Cuando la autoridad fiscal detecte que un contribuyente ha estado emitiendo comprobantes fiscales sin contar con activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que se amparen en tales comprobantes.
  • Cuando los contribuyentes se encuentren no localizados.

Bajo esta tesitura, si un contribuyente se encuentra en alguno de los dos supuestos, se le va a notificar su situación a través de su buzón tributario de la página de Internet del Servicio de Administración Tributaria (SAT) o mediante el Diario Oficial de la Federación (DOF), con el objeto de que pueda manifestar lo que a su derecho convenga y aporte información que considere pertinente para desvirtuar los hechos.

Derivado de lo anterior surge la interrogante, ¿la autoridad está obligada a notificar los documentos en los que se apoyó para presumir inexistencia de operaciones?

Esta pregunta fue resuelta por el pleno jurisdiccional de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, en la jurisprudencia que lleva por rubro PRESUNCIÓN DE INEXISTENCIA DE OPERACIONES. LA AUTORIDAD NO SE ENCUENTRA OBLIGADA A NOTIFICAR LOS DOCUMENTOS EN LOS QUE SE APOYÓ PARA ELLO, con número de localización NÚM. IX-J-SS-89 publicada en la revista del Tribunal Federal de Justicia Administrativa del mes de enero de 2024.

ANTECEDENTES

Un contribuyente promovió juicio contencioso administrativo en contra del oficio mediante el cual se le otorgó un plazo de 15 días para acreditar la materialidad de las operaciones que realiza en conformidad con el artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación.

Toda vez que la autoridad inició el procedimiento previsto en el artículo 69-B del CFF, sin actualizar el hecho de que el contribuyente no contaba con personal, infraestructura, maquinaria y equipo necesario para comercializar o entregar la mercancía que amparan los comprobantes fiscales.

Posteriormente, la autoridad fiscalizadora ejerció facultades de comprobación y durante la visita domiciliaria realizada, se constató congruencia con lo documentalmente encontrado; esto es, que la contribuyente no contaba con trabajadores, ni con activo fijo, maquinaria, sucursales o bodegas, etc. En otras palabras, no tenía capacidad material para llevar a cabo las operaciones.

Se detectó que hubo desproporción entre los recursos materiales y humanos con los que contaba la contribuyente, así como con el ingreso obtenido en el ejercicio fiscal, situación que fue omisa en desvirtuar la presunción de inexistencia de las operaciones amparadas en los comprobantes expedidos al no aportar pruebas que demostrara lo contrario, omitiendo declarar que contaba con personal, infraestructura, capacidad material directa o indirecta y no exhibió los comprobantes de gasolina, casetas, pagos de servicios de transporte, etc., que acreditara la materialidad de sus operaciones.

ANÁLISIS

Los documentos en los que se apoyó la autoridad fiscal para presumir inexistencia de operaciones fue de la base de datos cuenta única “Dario”, en donde se conoció que la contribuyente no contaba con activos fijos que le permitieran llevar a cabo aportaciones contenidas en los comprobantes fiscales, así como la no presentación de Declaración Informativa Múltiple del ejercicio fiscal, por lo que no manifestó trabajadores, así como tampoco retenciones de impuesto sobre la renta por la prestación de un servicio personal subordinado, y del oficio girado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se informó que la empresa no contaba con trabajadores.

Ante tales circunstancias, la autoridad demandada detectó que la contribuyente emitió comprobantes fiscales sin contar con los activos, el personal, la infraestructura y la capacidad material para comercializar los bienes.

En consecuencia, se actualizó el supuesto previsto en el párrafo primero del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación.

En efecto, al contribuyente le correspondía acreditar que contaba con la infraestructura, los activos, el personal y la capacidad material para desarrollar su actividad durante el ejercicio fiscal, en el entendido de que existían elementos suficientes para considerar que no tenía la capacidad material para operar por las cantidades y montos que facturó.

CONCLUSIÓN

Cuando la autoridad fiscal detecte que un contribuyente ha estado emitiendo comprobantes sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente, para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparen estos, o bien, que dichos contribuyentes se encuentren no localizados, se presumirá la inexistencia de las operaciones.

Bajo esta tesitura, el pleno del tribunal llegó a la conclusión que el artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación solo prevé dar a conocer a los contribuyentes hechos que sustentan la presunción de que se emitió comprobantes fiscales sin contar con los activos, el personal, la infraestructura y la capacidad material para prestar servicios.

De ahí, que el hecho de que la autoridad fiscal no haya dado a conocer dentro del procedimiento la resolución impugnada los datos de la cuenta única “Dario”, no torna ilegal la decisión, pues no hay precepto legal que obligue a esta a notificar los documentos en los que se apoyó para presumir inexistencia de operaciones.

Si desea conocer otros criterios relevantes no olvide consultar su plataforma Checkpoint o adquirirla en nuestra tienda virtual.

Valora este contenido

¡Lamentamos que este contenido no te haya sido útil!

¿Cómo podemos mejorarlo?

Fátima Osorio
Legal Editor en Thomson Reuters México | + posts