Análisis, discusión y aprobación del paquete económico 2023

El Ejecutivo Federal remitirá al Congreso de la Unión a más tardar el 8 de septiembre el paquete económico para 2023, el cual incluye los criterios generales de política económica, así como la estimación del precio de la mezcla de petróleo mexicano para el ejercicio fiscal que se presupuesta; la iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación (LIF) y, en su caso, las reformas legales relativas a las fuentes de ingresos y el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

El Congreso de la Unión tiene como propósito fundamental el análisis, discusión y aprobación de las normas que constituyen nuestro sistema jurídico. Esto se logra a través del proceso legislativo que es el conjunto de actos y procedimientos que se realizan para la formación de leyes, reformas a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM) y los ordenamientos jurídicos secundarios.

Los actores facultados para intervenir en el proceso legislativo son:

  • El Presidente de la República, para presentar iniciativas, promulgar leyes y decretos.
  • Las legislaturas de los estados y de la Ciudad de México, para presentar iniciativas y avalar reformas constitucionales.
  • Los diputados federales y senadores, al presentar iniciativas y, en su caso, aprobar las leyes y decretos correspondientes.
  • Los ciudadanos en un número equivalente, por lo menos, al 0.13% de la lista nominal de electores, en los términos que señalen las leyes correspondientes.

Las etapas del proceso legislativo son las siguientes:

  • Iniciativa.
  • Discusión.
  • Aprobación.
  • Sanción.
  • Promulgación.
  • Inicio de la vigencia.

Iniciativa. Es el primer momento del proceso legislativo y el documento que los actores facultados presentan al Congreso de la Unión para su estudio, discusión y en su caso aprobación.

Todas las iniciativas de ley o decreto se pueden presentar indistintamente en cualquiera de las cámaras (Diputados o Senadores), a elección del proponente, sin embargo, los proyectos que versan sobre empréstitos, contribuciones e impuestos, deberán discutirse primero en la Cámara de Diputados, que es la de origen.

Discusión. Una vez presentada la iniciativa o decreto, se turna a comisiones por conducto de la Mesa Directiva para su análisis y posterior dictaminación.

Es importante señalar que una comisión es un grupo de trabajo integrado por legisladores de los grupos parlamentarios y tiene como finalidad estudiar, analizar y discutir los asuntos legislativos que les son turnados por la Mesa Directiva, para elaborar los trabajos, opiniones, resoluciones, informes que serán discutidos en el Pleno. Se encargan de elaborar los dictámenes para su presentación y, en su caso, aprobación en la propia comisión.

El dictamen es la resolución acordada por la mayoría de una o varias comisiones que integran alguna de las cámaras del Congreso de la Unión, y debe contener una parte expositiva de las razones en que se funde y concluir con propuestas claras y sencillas que puedan sujetarse a votación por el Pleno.

Una vez elaborado el dictamen, se notifica al presidente de la Mesa Directiva de la cámara para que, en uso de sus facultades legales, programe su inclusión en el orden del día, para su presentación ante el Pleno.

Aprobación. Todo proyecto de ley o decreto se discute primero en lo general, esto es, en su conjunto, y después, en lo particular, cada uno de los artículos reservados en el dictamen.

Aprobado un proyecto en la cámara de origen, pasa para su discusión a la otra (cámara revisora) quien analizará y dictaminará en sentido negativo o positivo una iniciativa de ley, decreto o proyecto legislativo. En ese momento se pueden presentar los siguientes supuestos:

1. Que la cámara revisora apruebe sin modificaciones; en cuyo caso se continuará con el proceso legislativo.

2. Que algún proyecto de ley o decreto fuese desechado en su totalidad por la cámara revisora, en cuyo caso volverá a la de origen con las observaciones que aquella le hubiese hecho. Si una vez examinado fuese aprobado por la mayoría absoluta de los miembros presentes de la cámara de origen, pasará a la cámara revisora, que lo desechó, la cual deberá volverlo a tomar en consideración y si lo aprobare por la misma mayoría se pasará a la siguiente etapa del procedimiento legislativo. Pero, en caso contrario, si la cámara revisora lo volviera a rechazar, no podrá volver a presentarse en el mismo periodo de sesiones.

3. En caso de que un proyecto fuese desechado en parte, modificado o adicionado por la cámara revisora, la nueva discusión en la de origen versará únicamente sobre lo desechado o sobre las reformas o adiciones, sin poder alterarse en manera alguna los artículos aprobados. Si las adiciones o reformas hechas por la cámara revisora fuesen aprobadas por la mayoría absoluta de los votos presentes en la cámara de origen, se pasará todo el proyecto al Ejecutivo.

Ahora bien, si las adiciones o reformas hechas por la cámara revisora fueren reprobadas por la mayoría de los votos en la cámara de origen, volverán a aquella para que tome en consideración las razones de esta, y si por mayoría absoluta de votos presentes se desecharen en esta segunda revisión dichas adiciones o reformas, el proyecto, en lo que haya sido aprobado por ambas cámaras, pasará al Ejecutivo Federal.

Si la Cámara revisora insistiere, por la mayoría absoluta de votos presentes, en dichas adiciones o reformas, todo el proyecto podrá presentarse hasta el siguiente periodo de sesiones, a no ser que ambas cámaras acuerden, por la mayoría absoluta de sus miembros presentes, que se expida la ley o decreto solo con los artículos aprobados y que se reserven los adicionados o reformados para su examen y votación en las sesiones siguientes.

Sanción. Resuelto el proyecto por ambas cámaras, se procede a la integración del expediente final con el documento legislativo acabado y original que firman los representantes de las Mesas Directivas de ambas, el cual se enviará al Presidente de la República.

Promulgación. El Ejecutivo Federal al recibir el proyecto aprobado puede realizar observaciones al mismo, en este caso, lo remite a la cámara de origen para su estudio, y si no tiene observaciones, promulga la ley y ordena su publicación en el Diario Oficial de la Federación para su observación y cumplimiento. La sanción y la promulgación se efectúan en el mismo acto.

Inicio de la vigencia. Las leyes, decretos y demás disposiciones son aplicables a partir del día en que las mismas lo fijen (normalmente son al día siguiente al de su publicación), para su debida observancia y cumplimiento de las disposiciones que contengan.

Finalmente, es importante señalar que es obligación de los mexicanos contribuir para los gastos públicos, así de la Federación, como de los estados, de la Ciudad de México y del municipio en que residan, de la manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes, así lo establece el artículo 31, fracción IV de la CPEUM.

En Thomson Reuters sabemos que las decisiones que tomas hoy definen los resultados del futuro. Por ello te invitamos a obtener las herramientas adecuadas y que se adaptan a tus necesidades.

Te llevamos por delante del futuro: Compilaciones 2023.

Valora este contenido

¡Lamentamos que este contenido no te haya sido útil!

¿Cómo podemos mejorarlo?

Omar Hernández
Senior Tax Editor en Thomson Reuters México | + posts