Dictamen fiscal obligatorio para 2022

El Ejecutivo Federal dentro de la iniciativa de reformas fiscales para 2022, propuso reformar el artículo 32-A del Código Fiscal de la Federación (CFF), con el fin de  establecer la obligación de dictaminar los estados financieros por contador público inscrito, tratándose de las personas morales que tributen en los términos del Título II de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), dicha propuesta fue aprobada en el pleno de la Cámara de Diputados y turnada al Senado para sus efectos constitucionales.

Motivos de la reforma

La exposición de motivos establece que ante el incumplimiento que presentan algunos sectores de contribuyentes, respecto de la obligación de proporcionar información referente a la situación fiscal, se sugiere establecer como medida de control la obligación dictaminar los estados financieros de las personas morales, toda vez que la información es presentada de manera incompleta o con errores, por lo que es necesario que para el cumplimiento de su obligación fiscal se auxilien de un profesional, como es el contador público inscrito, para dicha actividad.

El contador público inscrito actuará como un asesor de los contribuyentes que los guiará e incentivará en el estricto cumplimiento de la citada obligación, sin que quede al arbitrio del contribuyente.

Se mantiene la posibilidad de que los contribuyentes que no estén obligados a dictaminar sus estados financieros puedan hacerlo.

Contribuyentes obligados

De conformidad con el artículo 32-A, segundo párrafo del CFF están obligados a dictaminar sus estados financieros los siguientes contribuyentes:

A) Personas morales que tributen en el Título II de la LISR.

B) Hayan declarado ingresos acumulables iguales o superiores a $ 1,650,490,600.00.

C) Aquéllas que tengan acciones colocadas entre el gran público inversionista, en la bolsa de valores.

La cantidad señalada en el inciso B), se actualizará en el mes de enero de cada año.

Contribuyentes que opten por dictaminar

Los contribuyentes que opten por hacer dictaminar sus estados financieros lo manifestarán al presentar la declaración anual del impuesto sobre la renta (ISR) que corresponda al ejercicio por el que se ejerce la opción.

Es importante señalar que dicha opción deberá ejercerse dentro del plazo que las disposiciones legales establezcan para la presentación de la declaración anual del ISR. No se dará efecto legal alguno al ejercicio de la opción fuera del plazo mencionado.

Plazo para presentar el dictamen

Los contribuyentes obligados, así como los que opten por dictaminar sus estados financieros por contador público inscrito, deberán presentarlo dentro de los plazos autorizados, incluyendo la información y documentación que se establezcan en el Reglamento del Código Fiscal de la Federación (RCFF) y de las reglas de carácter general que al efecto emita el Servicio de Administración Tributaria (SAT), a más tardar el 15 de mayo del año inmediato siguiente posterior a la terminación del ejercicio de que se trate.

Entero de diferencias de impuestos

En el caso de que en el dictamen se determinen diferencias de impuestos a pagar, estas deberán enterarse mediante declaración complementaria en las oficinas autorizadas dentro de los diez días posteriores a la presentación del dictamen.

Declaración informativa sobre la situación fiscal (DISIF)

Los contribuyentes que estén obligados a dictaminar sus estados financieros, así como aquellos que ejerzan la opción de dictaminarlos, tendrán por cumplida la obligación de presentar la DISIF a que se refiere el artículo 32-H del CFF.

Por otra parte, con la reforma al artículo 32-H del CFF se establece que los contribuyentes que sean partes relacionadas de aquéllos que estén obligados a dictaminar sus estados financieros tendrán la obligación de presentar la DISIF.

Lo anterior, es debido a que, al ser partes relacionadas de los contribuyentes obligados a dictaminar, se llevan a cabo operaciones que es necesario revelar de manera integral en relación con la aplicación de las disposiciones fiscales.

Conclusión anticipada de las visitas domiciliarias

En concordancia con lo anterior se reforma el artículo 47 del CFF para señalar que las autoridades fiscales deberán concluir anticipadamente las visitas en los domicilios fiscales que hayan ordenado, cuando el visitado se encuentre obligado o haya optado por dictaminar sus estados financieros por contador público inscrito.

Informe del incumplimiento de las disposiciones fiscales y aduaneras

Uno de los temas que ha generado mucha controversia es la reforma al artículo 52 del CFF, donde se establece que cuando derivado de la elaboración del dictamen el contador público inscrito tenga conocimiento de que el contribuyente ha incumplido con las disposiciones fiscales y aduaneras o que ha llevado a cabo alguna conducta que pueda constituir la comisión de un delito fiscal, deberá informarlo a la autoridad fiscal, de acuerdo con las reglas de carácter general que para tales efectos emita el SAT.

Infracciones relacionadas con el dictamen

De acuerdo con el artículo 83, fracción X del CFF se considera infracción el no dictaminar los estados financieros cuando de conformidad con lo previsto en el artículo 32-A del CFF, estén obligados o hubieran optado por hacerlo. Asimismo, el no presentar dicho dictamen dentro de los términos previstos por las leyes fiscales.

Es importante señalar que la multa por cometer la infracción anterior es de $13,490.00 a $134,840.00.

Infracciones al Contador Público

El artículo 91-A del CFF señala que son infracciones relacionadas con el dictamen de estados financieros que deben elaborar los contadores públicos cuando omita denunciar que el contribuyente ha incumplido con las disposiciones fiscales y aduaneras o que ha llevado a cabo alguna conducta que pueda constituir la comisión de un delito fiscal.

No será considerada como infracción la omisión de la denuncia por parte del contador público tratándose de la clasificación arancelaria de las mercancías.

Es importante señalar que de conformidad con el artículo 96, fracción III del CFF es responsable de encubrimiento en los delitos fiscales, quien, sin previo acuerdo, y sin haber participado en él, después de la ejecución del delito, cuando derivado de la elaboración del dictamen de estados financieros, el contador público inscrito haya tenido conocimiento de un hecho probablemente constitutivo de delito sin haberlo informado en términos del artículo 52, fracción III, tercer párrafo del CFF.

Conclusión

El Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), se ha manifestado en relación a las reformas que en materia del dictamen fiscal se establecen en el CFF, señala que la facultad de investigar los delitos es del Ministerio Público, de acuerdo con el artículo 22 del Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), por lo que en este sentido el obligar al contador público a informar a la autoridad fiscal conductas de sus clientes que puedan constituir la comisión de un delito fiscal, genera una amenaza de intimidación a la objetividad e independencia profesional del auditor, en contradicción a los que en materia de independencia establece el CFF, su reglamento, las Normas Internacionales de Auditoría (NIAS) y el Código de ética profesional, y de no hacerlo, se considerará encubridor de un delito, además de que excede el trabajo de auditoría a los estados financieros.

Finalmente, el IMCP puntualiza que el contador público no es el profesional indicado para informar a la autoridad correspondiente sobre las conductas de su cliente que puedan constituir la comisión de un delito fiscal, pues no posee el perfil, las certificaciones, los conocimientos técnicos en materia penal, las habilidades, ni las facultades como autoridad para detectar la comisión de un delito fiscal.

Omar Hernández
Senior Tax Editor en | + posts