SEGOB publica en DOF reformas en materia de violencia digital

El pasado 1 de junio se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el “Decreto por que se adicionan diversas disposiciones a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV) y al Código Penal Federal (CPF)” en materia de violencia digital, llamada comúnmente Ley Olimpia.

Por ello, a partir del 2 de junio, fecha en que entró en vigor el decreto en comento, la violencia digital (artículo 20 Quáter de la LGAMVLV), definida como toda acción dolosa mediante la cual se exponga, distribuya, difunda, exhiba, transmita, comercialice, oferte, intercambie o compartan imágenes, audios y videos reales o simulados de contenido sexual de una persona sin su consentimiento y que le cause un daño psicológico o emocional en cualquier ámbito de su vida, será sancionada con una pena de 3 a 6 años de prisión y una multa de 500 a 1000 UMAS (aproximadamente de $44,810.00 a $89,620.00 pesos), atendiendo a lo previsto en el artículo 199 Octies del CPF.

Asimismo, también se ha establecido el concepto de violencia mediática, la cual, de conformidad con lo señalado en el numeral 20 Quinquies de la LGAMVLV, consiste en todas aquellas acciones realizadas por cualquier medio de comunicación que, de manera directa o indirecta, promuevan estereotipos sexistas, hagan apología de la violencia contra las mujeres y las niñas, produzcan un discurso de odio sexista o de discriminación de género y desigualdad entre hombres y mujeres, que cause a estas últimas un daño mental, sexual, físico, económico, patrimonial o feminicida.

En ambos casos, dado que las autoridades se encuentran obligadas a garantizar la integridad de la víctima, se ha facultado tanto al Ministerio Público como al Juez para que, de manera inmediata, ordene las medidas de protección necesarias para la interrupción o bloqueo de los audios y videos y, de igual forma, se solicite el apoyo de las empresas de plataformas digitales para llevar a cabo la conservación lícita del contenido que se denunció, a fin de continuar con la investigación.

Dentro de las agravantes que contempla el CPF, el artículo 199 Decies señala las siguientes: que el delito sea cometido por el cónyuge o concubino(a) o cualquier otra persona con la que la víctima tenga o haya tenido un lazo sentimental, afectiva o de confianza; cuando sea realizado por un servidor público; cuando se cometa en contra de una persona que no pueda comprender el significado del hecho o no tenga la capacidad para resistirlo; cuando se obtenga algún beneficio, sea o no lucrativo o cuando, por consecuencia del mismo, la víctima atente contra su integridad.

Cabe recordar que, esta iniciativa fue presentada e impulsada por la activista Olimpia Coral quien, a sus 18 años, sufrió este tipo de violencia al darse a conocer un video personal con contenido sexual que le dejó grandes secuelas tanto psicológicas como personales y sociales.

Gracias a esa perseverancia, con la llamada Ley Olimpia se da un gran paso para contemplar y castigar estos atentados a la intimidad de las personas debido a las lagunas que, con el avance de la tecnología y las redes sociales, han surgido en este rubro.

Cada vez, este tipo de acciones son más comunes y no sólo se presentan entre personas con una relación sentimental, sino han ido más allá e incluso no son exclusivas de nuestro país, basta recordar casos como el de Scarlett Johansson y otras actrices internacionales, a quienes una vez que les hackeaban sus teléfonos inteligentes, los piratas cibernéticos extraían información comprometedora y extorsionaban a las víctimas para que, a cambio de dinero, no se difundiera dicho contenido.

Fuente: Checkpoint México

Francisco Jiménez
Legal Editor en | + posts