Al presentar un amparo indirecto en línea durante la pandemia, si este fue calificado como urgente y prioritario, ¿es factible que el Juez de Distrito pueda ordenar y llevar a cabo notificaciones personales?

La pandemia derivada del virus SARS-CoV-2 (COVID-19) ha venido a cambiar la forma en cómo llevamos a cabo nuestras actividades, tanto personales como laborales y el campo judicial no ha sido una excepción.

En el caso del juicio de amparo, dada su importancia como garante de la salvaguarda de los Derechos Humanos de las personas, éste también se ha tenido que ajustar y adaptar a la nueva realidad a fin de garantizar el cumplimiento de la ley sin poner en riesgo tanto a los justiciables como a los trabajadores del Poder Judicial de la Federación (PJF).

Por ello, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) se ha dado a la tarea de crear nuevas reglas y lineamientos que faciliten el retorno a las actividades del PJF, buscando una adaptación a un estado híbrido entre una presencia virtual y una física de las personas, dada nuestra nueva normalidad.

De ahí que, con el fin de limitar el contacto entre las personas para evitar la propagación del virus, es que se ha priorizado la tramitación del juicio en línea, de forma tal que se garantice el derecho de las personas al acceso a la justicia y que, de la misma forma, ésta sea impartida de forma pronta y expedita.

Esto viene a colación con el caso que hoy nos ocupa, en el que el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito emitió la tesis aislada número III.3o.P.4 K (10a.) con el rubro “NOTIFICACIONES PERSONALES EN EL AMPARO INDIRECTO EN MATERIA PENAL. SI EL JUICIO SE PROMOVIÓ EN LÍNEA DURANTE LA PANDEMIA POR EL VIRUS COVID-19 Y EN EL AUTO ADMISORIO SE CALIFICÓ EL ASUNTO COMO URGENTE Y DE ATENCIÓN PRIORITARIA, DE REQUERIRSE SU PRÁCTICA, EL JUEZ DE DISTRITO DEBE ORDENAR QUE SE REALICE CONFORME A LOS LINEAMIENTOS DE HIGIENE RESPECTIVOS, EMITIDOS POR EL CONSEJO DE LA JUDICATURA FEDERAL, Y NO LA SUSPENSIÓN DEL PROCEDIMIENTO HASTA LA CONCLUSIÓN DE LA EMERGENCIA SANITARIA.”, misma que fue publicada en el portal de Internet de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) el 4 de junio de 2021.

En dicha tesis, al resolver la Queja 108/2020, el Colegiado analizó la factibilidad de realizar notificaciones de carácter personal cuando el juicio fue promovido de forma electrónica.

Como antecedente tenemos que un quejoso, durante la pandemia, reclamó vía amparo indirecto promovido en línea, la negativa del Juez de Control de acceder a decretar la solicitud del cese de la prisión preventiva y modificarla por otra medida cautelar y; a pesar de que el Juez de Distrito en su auto admisorio la calificó como urgente y prioritaria, ordenó la suspensión del procedimiento hasta la conclusión de la emergencia sanitaria,  en atención al artículo 14 del Acuerdo General 13/2020 emitido por el Pleno del CJF, en virtud de que se requería notificar personalmente tanto a la autoridad responsable como a los terceros perjudicados, motivo por el cual, se interpuso el recurso de queja.

El artículo 14 del Acuerdo General 13/2020 nos señala lo siguiente:

“Artículo 14.

“La tramitación de los juicios “en línea” continuará siempre y cuando no se requiera la práctica de notificaciones personales, conforme a la legislación aplicable. La actualización de la hipótesis antes prevista o la exigencia de que las partes u otros intervinientes deban acudir físicamente al órgano jurisdiccional, suspenderá la tramitación del asunto. Para el resto de las diligencias y actuaciones se utilizarán medios electrónicos, incluyendo, cuando resulte viable, el uso de videoconferencias, de conformidad con lo previsto en el Acuerdo general 12/2020.”

(Énfasis añadido)

En atención a la redacción del artículo en comento, es que el Juzgado de Distrito tomó la decisión de suspender el procedimiento hasta la conclusión de la emergencia sanitaria.

Sin embargo, a criterio del Colegiado, si bien es correcta en parte su percepción, también lo es el hecho de que está dejando de lado que en el auto admisorio el asunto fue calificado como urgente y prioritario, por lo que debió tomar en consideración no lo señalado en el referido artículo, sino lo establecido en los artículos 3, 4, fracción II, inciso g) y 6, párrafo segundo, del mencionado Acuerdo General, numerales en los que se mencionan las reglas para el desahogo de asuntos considerados como urgentes y donde, adicionalmente, se establece:

“Artículo 6.

“…

“Cuando resulte necesaria la práctica de una diligencia personal, ésta se realizará en estricto cumplimiento a los protocolos y lineamientos emitidos por la Dirección General de Servicios al Personal y por la Dirección General de Protección Civil y Salud en el Trabajo, para resguardar la integridad y salud de quienes realicen la notificación y de las personas justiciables.”

(Énfasis añadido)

A criterio del Colegiado, si bien lo establecido en el numeral 14 del Acuerdo General 13/2020, es regla general aplicable a los juicios tramitados en línea, ésta no aplica para los asuntos considerados como urgentes, ya que como se desprende del texto del artículo 4, al no hacer distinción alguna entre la presentación del amparo físicamente o en línea, éste se debe integrar hasta su resolución mientras subsista esa calidad de urgente y, por tanto, debe seguir las reglas contempladas en el Capítulo I del multicitado Acuerdo General.

De lo anterior se desprende que el Juez de Distrito, al calificar como urgente el asunto, no debió suspender el procedimiento hasta la conclusión de la emergencia sanitaria, sino por el contrario, se debió continuar con el trámite del mismo, llevando a cabo las notificaciones personales que se requerían, puesto que para ello, el CJF ha emitido una serie de directrices y lineamientos con los que se garantiza minimizar los riesgos de contagio y propagación del COVID-19, cumpliendo con la premisa de evitar contagio y salvaguardar la vida de las personas, pero también con el derecho de acceso a la justicia y que ésta sea pronta y expedita.

Fuente: Checkpoint México

Francisco Jiménez
Legal Editor en | + posts