Análisis y opinión

Precios de Transferencia. Aplicación práctica total

Desarrollada originalmente en un periodo en que no había suficientes referentes que respaldaran la actuación de los profesionales inmersos en la materia de precios de transferencia y actualizada continuamente para adecuarla a la realidad vigente, la obra de los maestros Juan Carlos Hernández Santoyo y Christian Bernabé Vázquez Sánchez representa hoy en día el referente investigativo más completo en la materia por su carácter teórico-práctico, que va desde los principios doctrinales hasta llegar a un manual de aplicación, con un caso práctico integral

 

Mtro. Juan Carlos Hernández Santoyo

Mtro. Christian Bernabé Vázquez Sánchez

 

Thomson Reuters (TR): Maestro Hernández Santoyo, para los lectores de PUNTOS FINOS, ¿podría hacernos una breve reseña de su experiencia académica y profesional?

  Juan Carlos Hernández Santoyo (JCHS): Me titulé como contador público y cuento con el grado de maestría en impuestos. En México, he sido condecorado con una medalla al mérito y, en Cartagena de Indias, Colombia, fui galardonado con el título de Máster Internacional en Gestión Gerencial. Soy investigador, escritor, catedrático de posgrado y conferencista. He atendido los módulos de investigación, régimen fiscal de las operaciones internacionales, administración y precios de transferencia en instituciones de educación superior como la EBC,[1] UVM[2] y Universidad Anáhuac. Mis disertaciones han tenido lugar preponderantemente en el extranjero, pero, grosso modo, puedo mencionar que han tenido acogida en el ITAM,[3] Colegio de Contadores Públicos[4] de Coatzacoalcos, Colegio de Contadores del Cusco, Perú; Universidad Externado de Colombia, Bogotá, D.C.; Universidad Autónoma del Caribe, Barranquilla, Colombia; Universidad de las Fuerzas Armadas,[5] Sangolquí, Ecuador; Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de la Universidad Técnica de Ambato, Ecuador y, finalmente, dentro del Primer Encuentro de Docentes Iberoamericanos en Buenos Aires, Argentina.

 He participado en publirreportajes y entrevistas, por invitación, en el periódico Reforma (sección Negocios), así como en el periódico El Financiero. Mis artículos de interés y científicos han impactado en los lectores de revistas prestigiosas como la presente; es decir, Puntos Finos, pero también de Veritas, IMEF,[6] Contaduría Pública y Panorama Económico. Hoy en día estoy a un paso de publicar, al lado de mi hijo Carlos Yaír, la novela Noche de Muertos: La leyenda encantada de la Ciudad de México; posterior a ello, publicaré mi tercera obra literaria: Investigación: Principios, taxonomías y estructura metodológica. En síntesis, mi actividad se finca en la producción y difusión del conocimiento original para públicos altamente especializados o para amantes de la literatura universal por asiduidad.

 TR: Respecto de su obra Precios de Transferencia. Aplicación práctica total, ¿cuál fue su motivación para escribirla? ¿Qué problema apunta a resolver esta obra de carácter teórico-práctico y enfoque multidisciplinario?

 JCHS: En 2001, me encontraba cursando los últimos cuatrimestres de mi posgrado. En el módulo de Métodos de prevención de la evasión fiscal y la doble tributación, recibí la encomienda docente de investigar y exponer el tema de precios de transferencia. Para esa fecha, prácticamente, la obra de mayor prestigio en el mercado editorial de libros era la del doctor Herbert Bettinger Barrios. La leí completa junto con dos más de sus obras de materias afines. Su propuesta era muy fina, aunque a la vez compleja para mi formación de contador y no de abogado. En esa época, el horizonte era alentador dentro del ámbito de los precios de transferencia porque no existían suficientes referentes que respaldaran la actuación profesional de colegas, economistas y abogados inmersos en la materia. Ni siquiera existía estructura en la conformación de la definición del tema en comento. Las acepciones prevalecientes inducían a confusión porque eran o meramente económicas, o completamente fiscales. Significa que había mucho para aportar a este nicho de especialidad que en su momento se encontraba endeble.

 Vislumbré la ventana de oportunidad porque me propuse estructurar una definición de precios de transferencia, cuyo alcance y contexto fueran integradores de la esencia y pertenencia disciplinar de la materia. Si no se tiene clara la definición de cualquier tema de estudio, difícilmente se pueden identificar sus partes y, por consiguiente, más difícil resulta la descomposición del todo en dichas partes con miras a analizar, sintetizar, deducir y a inducir el conocimiento que gira en rededor de ese todo que se desea conocer, comprender y aplicar.

 Para entonces, yo ya había asumido la conveniencia de identificar con precisión la fuente material o real y la fuente formal de Derecho de los precios de transferencia, como un aprendizaje, el de las fuentes, que me apropié del ilustre Mayolo Sánchez Hernández. En otras palabras, me encausé a precisar las causas, razones o circunstancias económicas, globales, nacionales o fiscales que dieron lugar a la necesidad de crear la normatividad reguladora de las transacciones que se celebran entre partes relacionadas. Esa fue la clave para adentrarme en la formal investigación de la materia multidisciplinaria y de interés internacional, comenzando con la debida definición del concepto.

En el proceso, abrí caminos, pues conocí a importantes profesionales que ya se desempeñaban en el campo. Sin embargo, esto es, pese a su experiencia, ninguno de ellos, excepto el contador público y maestro en finanzas Christian Bernabé Vázquez Sánchez conocía la respuesta de mis preguntas de investigación. Christian Vázquez se desempeñaba como jefe del departamento de auditoría de precios de transferencia, adscrito a la entonces Administración Central de Auditoría Fiscal Internacional,[7] hoy Administración Central de Fiscalización de Precios de Transferencia.[8] Los cuestionamientos técnicos y legales que Christian Vázquez aceptó responderme lo ocuparon algunas semanas. Recuerdo que él aseveró que jamás le habían preguntado nada igual, por lo que siempre había pasado por alto tales interrogantes que ya le robaban el sueño. Después de un mes, nos reunimos y congeniamos intelectual y profesionalmente. Al cabo, decidió colaborar en mi investigación que ya se encontraba muy avanzada. Así se bajó del gran barco del SAT.[9]

 De regreso a la universidad, pude presentar mi investigación en grupo. Me di cuenta de que mis compañeros de clase y el profesor a cargo comenzaron a tomar nota de todo cuanto yo compartía. Pocas semanas después, ya había participado en la organización, en coordinación con un compañero de la maestría de nombre Gustavo -perdón por no recordar sus apellidos- y una firma de auditoría dirigida por un catedrático de la UNAM,[10] mi primer congreso de precios de transferencia, justo en el Club de Industriales. A la convocatoria del evento respondieron autoridades del SAT, de la academia y de la industria.

 En el devenir, conocí también a Karina Pérez, quien en su momento fue la administradora central jurídico-internacional y de normatividad de grandes contribuyentes en plenas funciones del SAT. Ella amablemente aceptó colaborar con el primer prólogo de la obra que tuteló las primeras tres ediciones. Luego, el doctor Carlos Orozco-Felgueres Loya colaboró con el prólogo de la cuarta edición y, finalmente, quien fuera el presidente de la Comisión de Hacienda en el Senado de la República y rector de la Escuela Libre de Derecho,[11] el doctor Fauzi Hamdan Amad, privilegió la obra Precios de Transferencia. Aplicación práctica total con el prólogo para su quinta edición vigente.

 Con la incorporación de Christian Vázquez en la autoría, genio de las matemáticas, las finanzas y de los ajustes económicos, escritor, conferencista y catedrático de posgrado con formación en el ITAM, el Tec de Monterrey[12] y la Universidad Anáhuac; más la colaboración incondicional de tan reconocida representante de la autoridad (Karina Pérez), de tan prestigiado fiscalista profesional (Carlos Orozco) y de tan prominente legislador en el campo de la hacienda pública (Fauzi Hamdan), los tres como responsables de los prólogos, Precios de Transferencia. Aplicación práctica total ha sido y continúa siendo considerada como “la obra literaria por excelencia en la materia”.

Hoy, este libro representa el referente investigativo más completo en la materia porque: (i) en su carácter teórico, presenta una definición idónea que abarca el campo multidisciplinar que la comprende, así como su fuente material o real, sus principios doctrinales y su fuente formal de Derecho que parte de los tratados internacionales, sin obviar los principios emitidos por la OCDE,[13] hasta llegar a la legislación doméstica; (ii) en su carácter práctico, constituye todo un manual de aplicación basado en la realidad pragmática del tema y sus accesorios, tomando en consideración varios ejemplos y, principalmente, un caso práctico integral. Con ello, se coadyuva a demostrar a la autoridad que los valores convenidos entre partes relacionadas durante la celebración de operaciones internacionales, comerciales o de servicios no pretenden fines de evasión fiscal por la sola relación de las partes y que, por consiguiente, en dichas transacciones no se han originado efectos fiscalmente favorables a sus intereses corporativos.

 TR: ¿Consideran ustedes que el panorama político para 2024 y factores como el auge del nearshoring a nivel global podrían afectar la actualidad de los precios de transferencia? ¿Prevén adecuaciones o cambios?

 JCHS y Christian Bernabé Vázquez Sánchez (CBVS): La reciente tendencia del nearshoring en general conlleva beneficios para los países al establecer cadenas de valor en naciones geográficamente cercanas. Esto, con todos los beneficios que implica: Desarrollo regional, eficiencia e incluso beneficios ecológicos. El verdadero asunto aquí es la tercerización de la producción. Para el caso de México hay que concentrarnos en la relación con los Estados Unidos de América:[14] El T-MEC,[15] la cercanía de las dos naciones y los bajos costos laborales en México harían que nuestro vecino del norte volteara a ver a México como nearshoring partner (cosa que no es novedad), pero podría intensificarse.

 Solo hay que tener cuidado con las implicaciones fiscales. Decisiones corporativas, como si se constituye una residencia en México o se establece un establecimiento permanente, afectarán la manera en que se tributa el impuesto sobre la renta.[16] En materia del impuesto al valor agregado,[17] lo más relevante es el tratamiento de los bienes de exportación (que suele ser al 0%) y la figura de maquila que se instituya (hay que poner atención a los detalles del decreto Immex[18] relativos a la industria de manufactura y maquila de exportación).

 En materia de precios de transferencia, hay que tener mucho cuidado en el análisis de la creación de valor y su consecuente pago de impuestos en el Estado correspondiente y en la adecuada selección del método de determinación y las comparables.

 Bajo esa perspectiva, la del nearshoring, habría que analizarse de manera colegiada; es decir, la academia en coordinación con las autoridades y los legisladores, la posibilidad de crear “zonas francas” a lo largo de las fronteras, encaminadas a alentar el transporte, el comercio y la logística de las operaciones internacionales. Tal vez, estímulos fiscales puedan redituar en los sujetos pasivos, en el sujeto activo y en los trabajadores, como a favor de las derramas económicas enfocadas.

 TR: Hablando de México y sus temas fiscales relevantes, ¿cuáles son aquellos que deberían atenderse de cara a 2024?

  CBVS: A la vista del Paquete Económico 2024, recientemente publicado, es posible decir que se da continuidad a la política actual, la cual tiene tres pilares fundamentales: El desarrollo social, la estabilidad económica y la disciplina fiscal. Así es que elevar la tasa de recaudación para personas físicas y morales seguirá siendo una constante. Es importante mencionar que, para 2024, no se prevé promulgar una Miscelánea Fiscal, lo que significa que no habrá alza a los impuestos ya existentes ni nuevos impuestos. Sin duda, hay que poner atención a los temas que han ocupado las agendas de autoridades y contribuyentes: Sustancia económica en las transacciones y esquemas reportables, entre otros. La labor de los contadores públicos y la responsabilidad que adquieren en estos temas es algo para resaltar y seguir cuidando.

 Haciendo zoom a los temas fiscales internacionales, se espera que en el artículo 210 de la LISR[19] se aclare que la asistencia técnica no se considera beneficio empresarial y se establezca una tasa de retención del 25% en el Estado de la fuente de riqueza.

  TR: ¿Cuál sería su mensaje final para los lectores de PUNTOS FINOS?

 CBVS: Ser disciplinados con las obligaciones fiscales; cumplir en tiempo y forma, además de una buena estrategia de negocio, es fundamental para navegar tranquilamente el 2024. Es muy importante no caer presa de la psicosis o pánico que los años electorales causan en los actores económicos. Hay que recordar que la economía no solo es un tema de indicadores, sino de cómo nos comportamos los entes económicos frente a los fenómenos económicos, políticos y sociales.

 JCHS: Es preciso que todos ustedes evalúen la razón que motivó a las altas esferas de la materia fiscal a respaldar lo asentado en Precios de Transferencia. Aplicación práctica total, así como la causa por la cual Thomson Reuters, que se encuentra ligada a la prestigiosa agencia de noticias Reuters con sede en el Reino Unido para suministrar información a los medios de comunicación y a los mercados financieros a nivel mundial, acompaña y publica lo vertido en esta obra literaria. Puede ser sutil la deducción sobre el particular.

 Por otra parte, quizás hasta el momento nadie tenga la última palabra en materia de precios de transferencia, pero los autores de esta obra sí tenemos y ofrecemos un producto derivado de investigación, dotado de didáctica y de alto rigor aplicativo que, en su conjunto, pueden llevar a los interesados a conocer, a comprender y a aplicar el tema con dominio y seguridad, al grado de plantear nuevas y más preguntas de investigación susceptibles de redundar en la creación de auténticas y novedosas estrategias para confeccionar una planeación fiscal solvente y expedita.

 Thomson Reuters agradece a los maestros Juan Carlos Hernández Santoyo y Christian Bernabé Vázquez Sánchez que nos hayan compartido su tiempo y muy oportunas expectativas respecto de los temas que se abordaron en esta entrevista. Lo acertado de sus opiniones se confirma por el hecho de que el 11 de octubre de 2023, un día después de realizada esta entrevista, se publicó en el DOF el “Decreto por el que se otorgan estímulos fiscales a sectores clave de la industria exportadora consistentes en la deducción inmediata de la inversión en bienes nuevos de activo fijo y la deducción adicional de gastos de capacitación”.

En este decreto, se establecen estímulos fiscales por inversiones en bienes nuevos de activo fijo para 10 sectores clave de la economía, en el marco de la estrategia de nearshoring y apoyo a la industria exportadora, como son productos destinados a la alimentación humana y animal; fertilizantes y agroquímicos; materias primas para la industria farmacéutica; componentes electrónicos, equipo y aparatos para uso médico, dental y de laboratorio; motores de gasolina, híbridos y de combustibles alternativos para vehículos automotores, y motores de combustión interna, turbinas y transmisiones para aeronaves.

*Artículo publicado en la Sección “Palabra de Autor” de la revista Puntos Finos, No. 340, noviembre 2023.

[1] Escuela Bancaria y Comercial

[2] Universidad del Valle de México

[3] Instituto Tecnológico Autónomo de México

[4] CCP

[5] ESPE

[6] Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas

[7] ACAFI

[8] ACFPT

[9] Servicio de Administración Tributaria

[10] Universidad Nacional Autónoma de México

[11] ELD

[12] Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey

[13] Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico

[14] EUA

[15] Tratado entre México, Estados Unidos de América y Canadá

[16] ISR

[17] IVA

[18] “Decreto para el Fomento de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación”

[19] Ley del Impuesto sobre la Renta

 

 

 

Valora este contenido

¡Lamentamos que este contenido no te haya sido útil!

¿Cómo podemos mejorarlo?

Thomson Reuters México
+ posts